Aceite de girasol

aceite de girasol

¿Qué es el aceite de girasol?

El aceite de girasol es, al igual que todas las grasas y aceites vegetales, un triglicérido (es decir, un esqueleto de glicerina unido a tres ácidos grasos mediante enlaces éster). El aceite de girasol se caracteriza por una elevada proporción de ácido linoleico (40-68%) y ácido oleico (22-50%). Otros ácidos grasos presentes en cantidades significativas son: ácido palmítico (5-7%) y ácido esteárico (3-5%).

Numero CAS: 8001-21-6

Numero EC: 232-273-9

  • Origen y obtención
  • Propiedades y aplicaciones
  • Productos y presentaciones

Tab 1

Este aceite se obtiene mediante la extracción de la semilla del girasol (Helianthus annuus), planta originaria del continente americano (concretamente de Norteamérica y Centroamérica), aunque actualmente se cultiva de forma intensiva a nivel mundial debido al gran potencial y uso de este aceite.

Tab 2

El aceite de girasol es un líquido medianamente amarillento y pálido a temperatura ambiente. Su intervalo de fusión se encuentra entre -16 y -18 ºC.

Entre sus múltiples aplicaciones, y como la inmensa mayoría de grasas, destaca la alimentación humana.

El aceite de girasol es una importante fuente de energía debido a su elevado rendimiento en calorías por gramo metabolizado. Su uso más importante y reconocido es en la cocina, principalmente como aceite para freír y/o asar.

Otras importantes aplicaciones convergen en distintas áreas como por ejemplo en la medicina o en industrias como la cosmética. Además, sus derivados también son bastante utilizados como fueles alternativos (biodiesel), jabones, lubricantes, surfactantes, detergentes avanzados, pinturas, insecticidas, veterinaria, entre muchos otros.

El aceite de girasol constituye uno de los productos oleoquímicos más relevantes de nuestra industria debido a las múltiples aplicaciones y funciones que posee.

Los oleoquímicos constituyen un medio de gran utilidad en distintas industrias llegando a ser una gran competencia para las sustancias químicas debido a la eficacia y a la calidad de las sustancias de origen natural.

Al igual que las formulaciones y acabados químicos, los oleoquímicos constituyen una solución bastante rentable, no solo a nivel económico, sino rentable para solventar todo tipo de necesidades. El gran desarrollo de la industria oleoquímica ha dado lugar a la globalización de nuestro sector consagrándose como una de las alternativas más rentables y valoradas en estos últimos años.

La escasez de petróleo y de otros suministros ha dado lugar a la búsqueda de nuevos recursos más asequibles y ecológicos para poder seguir desarrollando todo tipo de productos y materias. Los oleoquímicos nacen como una respuesta a esta latente necesidad erigiéndose como un medio de exponencial valor.

El amplio abanico de posibilidades que ofrece el aceite de girasol es bastante amplio debido a sus múltiples propiedades lo que permite su adaptación y uso en distintos ámbitos y áreas industriales. Nuestros productos siguen procesos bastante exigentes y meticulosos con tal de poder sacar el máximo partido a todas y cada una de las posibilidades que se solicitan en el mercado.

Tab 3

Este producto puede presentarse en bidones de 180 Kg, en contenedores de 850 kg o en cisternas a granel. Para más información puede ponerse en contacto con nosotros por vía telefónica o mediante nuestro formulario online.